Pasando el día en Portofino

Portofino es un diminuto pueblo pesquero de tan solo 532 habitantes que sufre las masificaciones de los turistas durante la época de verano. Una localidad en la que no podrás pasar mucho tiempo si no eres millonario.

Qué ver en Portofino

En Portofino, a pesar de lo pequeño que es, hay algunas cosas interesantes que puedes ver. Eso sí, prepárate para subir escaleras y llenar tus pulmones de oxígenos porque se avecinan escaleras.

Chiesa di San Giorgio

La Iglesia de San Giogio en Portofino está en lo alto de la localidad, es decir, tienes que venir preparado para subir muchas escaleras. Una vez arriba podrás disfrutar de unas vistas increíbles del pequeño pueblo pesquero, entrar en la iglesia que está acompañada de un amplio cementerio, poner rumbo al castillo y terminar por un sendero hacia el faro.

Iglesia de San Giogio

En la actualidad, el interior de la iglesia no se encuentra en muy buen estado, pero puedes acceder de forma gratuita. Además, no suele haber mucha gente porque la mayoría de los turistas están en las zonas de los alrededores.

Interior Iglesia de San Giogio

Según una placa en el interior de la iglesia, el edificio de estilo románico fue erigido en 1154. Durante la Segunda Guerra Mundial, la iglesia quedó completamente destruida por una bomba lanzada por un bombardero en picado. Aunque fue reconstruida con fondos de los propios habitantes poco después de finalizar el conflicto en 1950. En su interior se conservan las reliquias de San Jorge, patrón de Portofino, traídas por los marineros que regresaban de las Cruzadas.

Castillo Brown de Portofino

El Castillo Brown es en la actualidad una casa-museo que tiene sus orígenes en 1557. Fue utilizado para defenderse de los ataques recibidos en la localidad. Tras el Congreso de Viena el castillo fue abandonado y no fue hasta 1867 que el castillo fue comprado por 7.000 liras para convertirlo en una villa. Ha ido pasando de dueños hasta 1961 que la Ciudad de Portofino lo volvió a comprar.

Castillo Portofino

Faro de Portofino

Tras la iglesia puede seguir un tranquilo camino con árboles que te llevará hasta el faro. En esta zona ya no hay muchos turistas y podrás caminar relajadamente. Hay bastante vegetación, así que tendrás algo de sombra que siempre hace bien en época estival.

Faro de Portofino

Muelle de Portofino

Otro de los puntos más bonitos de Portofino es su muelle. Desde aquí podrás caminar por un estrecho paseo marítimo lleno de bares. Ten cuidado porque el alcalde ha decidido poner multas a aquellos turistas que obstaculicen el paso en estos populares paseos. La multa por hacerse un selfie puede alcanzar los 275 euros.

Muelle Portofino

Cómo visitar Portofino desde Génova

Si quieres visitar Portofino desde Génova tendrás que coger un tren hasta Santa Margherita Ligure y después un autobús hasta esta turística localidad. El trayecto en tren puede durar entre 20 y 50 minutos y su precio ronda entre los 3,30 y 4,30€.

Una vez llegas a la estación tendrás que coger el autobús 782 que se encuentra a pocos metros de la salida del tren. El precio es de 3,50€ y tienes que comprarlo antes de subir al tren. Nosotros lo hicimos desde la aplicación AMT Genova. Si quieres hacerlo online te recomiendo que te bajes la aplicación antes porque la cobertura no es muy buena.

El bus se llena bastante rápido, ya que es muy pequeño, pero no te desanimes porque pasa, aproximadamente, cada 15 minutos.

Merece la pena visitar Portofino

Portofino es un pueblo muy pintoresco y bonito, pero es muy elitista. El precio medio de los restaurantes es de 50€ por persona, la mayoría de tiendas que hay son de marcas de lujo como Loewe o Louis Vuitton. Sin contar que por una botella de agua de 0,5l te pueden cobrar perfectamente 3€. Una forma descarada y abusiva de robar a los turistas.

Me encantaría saber tu opinión sobre Portofino, así que a tu vuelta me encantaría saber como lo has pasado y si lo recomendarías.

Deja un comentario