Heraklion y sus atractivos imprescindibles

Heraklion fue una ciudad que me gustó mucho. Veníamos de pasar 4 días por Atenas, muchísima gente y un calor terrible, pero en Heraklion nada más llegar me sentí muy relajada y tranquila. ¿Sabes esa sensación cuando llegas a un lugar y te encuentras bien? Pues eso es lo que sentimos nosotros. Tranquilidad.

Pasamos tres días en Creta, pero solo le dedicamos uno a la ciudad Heraklion. Optamos por visitar otros rincones muy populares de la isla. Ya sabes, por cambiar. Aunque solo pasamos un día en la ciudad, nos dio tiempo suficiente para hacer, prácticamente, el tour completo.

Catedral de Agios Minas

La Catedral de San Minas la vimos todos los días porque estaba muy cerca de nuestro hotel y el autobús que venía del aeropuerto nos dejó justo enfrente.

Tienes que saber que es uno de los edificios más importantes de la ciudad. Está dedicada a San Minas, el santo patrón de Heraklion. Las obras se iniciaron en el año 1862, pero no se terminó hasta 1895.

Catedral de San Minas

Su arquitectura es una mezcla de estilos, incluyendo elementos bizantinos y neoclásicos. En el interior, la catedral alberga una serie de pinturas religiosas que datan de los siglos XVII y XVIII. En su mayoría, todas tienen un estilo muy recargado, pero muy bonito.

Interior de la Catedral de San Minas

Al igual que el resto de iglesias, la entrada es completamente gratuita. Lo mejor de todo es que no está masificada, así que la puedes visitar con toda la tranquilidad del mundo. Cosas que se agradecen.

Plaza de los Leones

Otro de los puntos más populares y concurridos es la Plaza de la Libertad, en griego Plateia Eleftherias, aunque es popularmente conocida como la plaza de los leones. Como te estarás imaginando, el elemento principal de la plaza es una fuente diseñada con leones.

Fuente de los leones

La Fuente de los Leones fue construida durante la época de dominio veneciano en Creta, cuando Venecia gobernaba la isla (siglo XVII). Lo más característico son los leones tallados que sostienen el escudo de armas de Venecia.

Nuestras noches gastronómicas las pasamos en esta plaza, donde encontrarás un sinfín de bares donde podrás comer a muy buen precio y comida para todos los gustos.

Iglesia de San Marcos

Muy cerca de la Plaza de los leones se encuentra la Iglesia de San Marcos. La iglesia más antigua de la ciudad. Construida en el siglo XIII cuando los venecianos controlaban la ciudad.

Iglesia de San Marcos

Cuando nosotros fuimos no había restos de lo que podía ser un lugar de culto. Al entrar nos encontramos con una exposición de cuadros totalmente gratuita.

Iglesia de San Marcos

De hecho, algunos de los cuadros expuestos tenían escenas subidas de todo escondidas. Supongo que las exposiciones cambiaran y no serán siempre las mismas.

Iglesia de San Tito

Si seguimos caminando, encontraremos la Iglesia de San Tito, quién fue el primer obispo de Creta y discípulo de San Pablo. Al igual que la iglesia de San Marcos, su estilo es un ejemplo notable del estilo renacentista veneciano de la isla.

Iglesia de San Tito

Tiene una fachada impresionante con una puerta de arco de mármol y un campanario alto. En su interior, la iglesia está decorada con hermosos frescos.

Interior de la Iglesia de San Tito

Además de su importancia religiosa como lugar de culto ortodoxo griego, la Iglesia de San Tito también tiene un significado histórico. Durante la época veneciana, esta iglesia era la catedral de Heraklion, siendo el centro religioso de la ciudad. También se dice que en esta iglesia se leyó la proclamación de la unión de Creta con Grecia en 1908.

Fortaleza Rocca a Mare

Si seguimos caminando, llegaremos al puerto donde se encuentra la Fortaleza Rocca a Mare (Koules en griego, también conocida como Castello a Mare) es una impresionante fortaleza veneciana.

La Fortaleza Rocca a Mare fue construida por los venecianos en el siglo XVI, durante su dominio sobre Creta. Su propósito principal era proteger el puerto y la ciudad de Heraklion de posibles invasiones. La fortaleza está situada estratégicamente en el extremo del muelle del puerto, lo que le permitía controlar el tráfico marítimo y defender la ciudad de los ataques desde el mar.

Fortaleza Rocca a Mare

Originalmente, la fortaleza estaba rodeada por el mar en tres lados, lo que la hacía aún más imponente desde un punto de vista defensivo. Con el tiempo perdió su función defensiva y fue utilizada como prisión y almacén. Desde hace algún tiempo, está abierta al público. Nosotros solo la vimos por fuera, pero en su interior puede pasear por las salas de almacenamiento de municiones, las prisiones y las plataformas de vigilancia.

Toda esta zona me gustó mucho. Había un ambiente muy agradable, muchas tiendecitas y el mar muy cerca. ¡Cuidado! con las tiendas de souvenirs. Mi recomendación es que hagas un primer paseo para ver precios y luego compres.

Deja un comentario